fbpx

Repunte de la Inflación en la Eurozona: Análisis de Mayo 2024

La inflación en la eurozona ha experimentado un notable repunte en mayo de 2024, alcanzando una tasa interanual del 2,6%. Este incremento, el primero desde diciembre de 2023, marca el nivel más alto desde febrero y se sitúa por encima del 2,4% registrado en abril. A nivel de la Unión Europea (UE), la tasa de inflación interanual se situó en el 2,7%, una décima más que el mes anterior, reflejando un panorama inflacionario en ascenso en todo el continente.

El alza de la inflación en la eurozona se ha visto impulsada principalmente por el aumento en los precios de la energía, los alimentos frescos y los servicios. El costo de la energía, que había disminuido un 0,6% en abril, se incrementó un 0,3% en mayo. Los alimentos frescos experimentaron una subida del 1,8%, seis décimas más que en abril, mientras que los bienes energéticos no industriales se encarecieron un 0,7%, aunque a un ritmo ligeramente inferior al del mes anterior. Los servicios, por su parte, registraron un notable aumento del 4,1%, frente al 3,7% de abril, alcanzando su mayor nivel desde octubre de 2023.

Excluyendo el impacto de la energía, la inflación subió al 2,8%, una décima más que en abril. Al eliminar también el coste de los alimentos, el tabaco y el alcohol, la tasa subyacente se elevó al 2,9%, frente al 2,7% del mes anterior.

Impacto hasta ahora en el EUR/USD: 

Inflación por Países

Entre los países de la UE, Letonia (0%), Finlandia (0,4%) e Italia (0,8%) registraron las tasas de inflación más bajas. En contraste, Rumanía (5,8%), Bélgica (4,9%) y Croacia (4,3%) experimentaron las tasas más altas. Comparado con abril, la inflación anual disminuyó en once Estados miembros, se mantuvo estable en dos y aumentó en catorce. Las caídas mensuales más significativas se observaron en Letonia (-1,1%), Grecia (-0,8%), Croacia (-0,6%) y Rumanía (-0,4%), mientras que las mayores subidas mensuales se registraron en Dinamarca (1,6%) y Portugal (1,5%).

En España, la tasa de inflación armonizada se elevó al 3,8% en mayo, cuatro décimas más que en abril, ampliando a 1,2 puntos porcentuales el diferencial de precios respecto del promedio de la eurozona. Según el avance del Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación se situó en el 3,6% en mayo, tres décimas por encima de abril, influenciada por el aumento de los precios de la electricidad y la menor bajada de los precios de los carburantes. La inflación subyacente, excluyendo alimentos y energía, se mantuvo estable en mayo en el 3%, una décima por encima de abril, debido al aumento de los precios de los servicios relacionados con el turismo.

Desde el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa, se destaca que la estabilidad de la inflación en los últimos meses ha permitido mejorar el poder adquisitivo de las familias, que ya han recuperado el nivel previo a la pandemia. Además, se resalta que la moderación del dato inflacionario contribuye a mantener la competitividad de las empresas españolas, situando el crecimiento económico del país por encima de la media de la zona euro.

Perspectivas y Reflexiones

El repunte de la inflación en la eurozona refleja un entorno económico dinámico y desafiante. La subida de los precios de la energía y los alimentos, junto con el incremento de los costos de los servicios, plantea retos significativos tanto para los consumidores como para las empresas. Sin embargo, la moderación relativa de la inflación subyacente ofrece una señal de estabilidad subyacente en la economía, aunque persisten riesgos asociados a factores externos y fluctuaciones del mercado energético.

Para los analistas y responsables de políticas económicas, el monitoreo continuo de estos indicadores será crucial para diseñar estrategias efectivas que mitiguen el impacto de la inflación sobre el poder adquisitivo de los hogares y la competitividad empresarial. La respuesta coordinada a nivel europeo, así como las políticas nacionales adaptadas a las circunstancias específicas de cada país, jugarán un papel vital en la gestión de este complejo escenario inflacionario.

En conclusión, el análisis de la inflación en mayo de 2024 evidencia una recuperación del dinamismo económico en la eurozona, aunque con desafíos significativos que requieren una vigilancia estrecha y respuestas políticas bien calibradas para asegurar un crecimiento sostenible y equitativo en toda la región.

Suscríbete para
conocer las últimas noticias del mercado ​