fbpx

La Inflación en México: Análisis de la Primera Quincena de Abril

La economía mexicana ha sido objeto de atención constante en los últimos años, especialmente en lo que respecta a indicadores clave como el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y la tasa de inflación. En la primera quincena de abril de 2024, el panorama económico presentó movimientos notables que merecen un análisis detallado.

El INPC, que mide la variación de precios de una canasta de bienes y servicios representativa del consumo de los hogares mexicanos, registró un aumento del 0.09% durante los primeros 15 días de abril. Este modesto incremento, aunque aparentemente ligero, es un indicador importante para comprender la dinámica inflacionaria del país.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación anual en México repuntó a un 4.63% en la primera quincena de abril de 2024, en comparación con el 6.24% registrado en el mismo período del año anterior. Este cambio representa una desaceleración significativa en la tasa de inflación, lo que sugiere cierta estabilización en los precios al consumidor.

Sin embargo, al analizar los componentes del INPC, encontramos que la variación anual del índice subyacente y no subyacente fue del 4.39% y 5.38%, respectivamente. Esta diferenciación es crucial, ya que el índice subyacente excluye los precios volátiles de alimentos y energéticos, brindando una visión más precisa de la inflación subyacente.

Dentro del índice subyacente, los precios de las mercancías subieron un 0.24%, mientras que los de servicios aumentaron un 0.07% en términos quincenales. Este desglose revela la dinámica interna de la inflación, mostrando cómo diferentes sectores de la economía contribuyen al panorama general.

En cuanto al índice no subyacente, los productos agropecuarios experimentaron un aumento del 1.68% en tan solo dos semanas, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno disminuyeron un 1.66%. Estos movimientos reflejan la volatilidad inherente a estos sectores y su impacto en la inflación total.

Es interesante observar las disparidades regionales en la inflación, con estados como Michoacán, Tlaxcala, Puebla, Estado de México y Durango experimentando las mayores variaciones inflacionarias quincenales. Por otro lado, entidades como Tabasco, Coahuila, Nuevo León, Campeche y Yucatán registraron tasas de inflación negativas.

En conclusión, la primera quincena de abril de 2024 ofrece una visión matizada de la inflación en México. Si bien se observa una desaceleración en la tasa de inflación anual, los movimientos internos del INPC y las disparidades regionales destacan la complejidad del panorama económico. Este análisis detallado es fundamental para comprender las tendencias económicas y tomar decisiones informadas en un entorno económico dinámico y cambiante.

Suscríbete para
conocer las últimas noticias del mercado ​