fbpx

El yen japonés alcanza su nivel más bajo en 34 años y despierta advertencias de intervención

En un giro dramático del mercado de divisas, el yen japonés ha descendido a su nivel más bajo en más de tres décadas, generando preocupaciones y llamados a la acción por parte de las autoridades económicas de Japón. El dólar estadounidense ha alcanzado brevemente los 151.97 yenes en la sesión asiática, marcando su punto más alto frente al yen desde mediados de la década de 1990.

fxsoriginal


El ministro de Finanzas japonés, Shunichi Suzuki, ha emitido una advertencia firme, declarando que Japón tomará «medidas decisivas» contra cualquier movimiento excesivo en la divisa.
Esta declaración evoca recuerdos de la intervención japonesa en el mercado de divisas en 2022, cuando las autoridades intervinieron para defender el yen en el nivel de 151.94 frente al dólar.

El exministro olímpico Suzuki será el próximo responsable de Finanzas de  Japón, según un diario

El declive del yen japonés este año ha sido pronunciado, con una caída de más del 7%. Esta tendencia se ha atribuido principalmente a la significativa brecha entre los rendimientos de los bonos estadounidenses y japoneses. A pesar de un ligero aumento en las tasas de interés del Banco de Japón la semana pasada, la brecha sigue siendo considerable, lo que ha contribuido al desplome del yen.

Mientras tanto, el dólar estadounidense se mantiene fuerte, encaminándose hacia ganancias trimestrales. La solidez de los datos económicos y las expectativas reducidas de recortes significativos en las tasas de interés han respaldado la fortaleza del dólar. El índice del dólar ha subido un 3% en lo que va de año, operando estable en 104.27.

La semana próxima será crucial para el mercado, con un enfoque particular en las cifras de inflación subyacente de Estados Unidos que se publicarán este Viernes Santo. Además, un aumento mayor de lo esperado en los pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos ha impulsado al dólar aún más, ejerciendo una presión adicional sobre el yen.

En resumen, el yen japonés enfrenta una presión descendente significativa, mientras que el dólar estadounidense continúa fortaleciéndose. Las autoridades japonesas están atentas a la situación y listas para tomar medidas para estabilizar su divisa en medio de este entorno volátil del mercado de divisas.

Suscríbete para
conocer las últimas noticias del mercado ​